28 May

Comentarios del escritor y periodista de El Mundo Antón Grande a El esquiador de fondo

Comentarios del escritor y periodista de El mundo Antón Grande a El esquiador de fondo

Te diré que tu libro me ha gustado mucho. Primero, porque partes de algo que es constante también en mi obra narrativa: una mirada, un comentario en una mesa cercana, cualquier detalle mínimo sirve para elaborar una narración. Creo, y tu también pareces entenderlo así, que no hace falta buscar la gran historia para escribir un cuento, una anécdota bien contada puede ser la más espléndida narración.

No te olvidas de la crítica social a la situación laboral de mucha gente –aunque en este caso tu libro es prácticamente autobiográfico pasado por el tamiz de la transformación de la realidad- para filosofar sobre como las pequeñas cosas también pueden hacerte feliz. Como tampoco dejas de un lado tu condición de profesor para incluir, siempre que puedes, alguna cita literaria, ya sea como prólogo del cuento o en su interior, o incluso referencias literarias.

Me ha gustado bastante la introspección que haces sobre la mente y los pensamientos en ”El hombre sin memoria”, el alzheimer que comienza, la confusión de la realidad con lo irreal e incluso el delirio, los deseos, los amores que se fueron. Interesante también la idea –quijotesca, por qué no– de utilizar un cuaderno para conocer una historia desconocida aunque quizá en algunos aspectos sospechada ya que el que recibe el cuaderno hace de transmisor entre el narrador y el lector.

Es casi, también, un libro de viajes por Dinamarca contado por alguien que conoce y vive la realidad de ese país, pero creo que ante todo, y no es cosa sola de los gallegos, es un libro de morriña, de añoranza de un emigrante que trabaja en un país diferente al suyo, y con costumbres también diferentes, que le hacen recordar, a través de su día a día con la familia en el país extranjero, las vivencias en su tierra española, algo que sirve también para relatar las contradicciones en la forma de vida y de actuar de ambos países.

Finalmente debo referirme al texto “De la imposición a la impostura”. Me ha encantado. En él tú mismo te defines no como un crítico literario, sino como un profesor, y lo repites para que quede claro. Y lo que viene a continuación es un análisis exhaustivo de Soldados de Salamina. ¿Es literatura lo que haces o crítica literaria? O más sencillamente, ¿es crítica literaria dentro de la literatura?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *